Termas de Puritama, una tibia sorpresa en las alturas.

En lengua kunza, Puritama significa “aguas calientes”. Ancestralmente fue de uso ceremonial, costumbre que está reservada hoy para sólo uno de los 8 pozones que es administrado por Explora S.A; junto a  comunidades atacameñas.

A tan sólo 35 kilómetros de San Pedro de Atacama, siguiendo un camino en regular estado con 25 km  asfaltados y cerca de 10 de tierra, aparece Guatín. Siguiendo hacia la derecha y debidamente señalizadas, aparecen las Termas de Puritama, insertas en una quebrada irregular y frondosa, donde es posible cruzarse con chinchillas y zorros a 3500 metros de altura.

El sector posee un diseño especialmente pensado para el descanso y relajo familiar, hay camarines, escaleras y senderos bien delimitados. El acceso es a pie desde el borde de la quebrada y sólo en casos de excepción una camioneta de la administración ayuda a bajar a los turistas o visitas que así lo requieran.

El agua posee propiedades medicinales y terapéuticas ya que se nutre de los minerales que trae el río Puritama y tiene una temperatura de entre 25° y 30 °, sus aguas están consideradas como aguas meso termales sulfatadas-sódicas, de PH 7,09 neutro y entre sus componentes se cuentan el cloro, sulfatos, magnesio, sodio, litio, potasio, calcio y boro.

La atención es permanente durante todo el año, entre 09:15 hrs y 17:30 hrs. La administración se reserva el derecho de admisión con un límite diario de 160 personas. El valor de las entradas es de: Regular: $15.000 Niños entre 3 y 12 años: $7.000 Horario de tarde, desde las 14 hrs, excepto fines de semana y festivos: $9.000.