Chacabuco, patrimonio e historia de Chile para recorrer

La industria del salitre fue un abono natural utilizado en la agricultura a mediados del siglo XIX. El norte de Chile es generoso en este compuesto y la pampa se pobló de decenas de poblados en esta época debido a la bonanza y auge económico.

A 100 km al norte de Antofagasta por la ruta 5 norte se ve  la silueta de la que fuera una de las oficinas salitreras más equipadas del norte de Chile, construida en 1922. Pertenecía a la firma inglesa Anglo Nitrate Company Ltda y  posteriormente a la Anglo Lautaro Nitrate Company.

Esta oficina salitrera tenía una conformación bien definida en donde se  desarrolló la vida de sus habitantes. Desde la Plaza confluía el centro urbano, siendo un  punto de encuentro social e industrial. Frente a ella está el Teatro que albergó diversos espectáculos e incluso hasta hoy es posible asistir a esporádicas presentaciones en sus restauradas instalaciones.

A un costado estaba la filarmónica, donde se realizaban actividades sociales,  bailes y juegos para el tiempo libre de sus habitantes. La principal arteria era la Avenida Valparaíso.  Ahí estaba la Iglesia, incendiada en 1983, el Hotel, la Pulpería y la Administración.

A diferencia de otras oficinas  las transacciones se realizaban con dinero, no con fichas o vales. Para este fin, la pulpería abastecía con productos, abarrotes, carnes, pan, telas y carbón.

Junto a la pulpería, la administración, ahí se organizaba y dirigía la actividad industrial. Chacabuco fue la última Oficina Salitrera que implementó el sistema “Shanks”; con una capacidad  de 150.000 toneladas métricas de salitre y 922 quintales métricos de yodo al año, producción reflejada en la calidad de sus instalaciones, cuyos restos se mantienen hasta hoy.

Allí vivieron más de 5 mil obreros, solteros y casados. El campamento contaba con piscina, gimnasio y lavandería. Sólo existían baños públicos y, en cada esquina, pilones de agua para uso doméstico.

El sector de empleados superiores se ubicaba en otra zona y comprendía el edificio del Club de Empleados, llamado «Rancho»; construcción de 3.400 metros cuadrados. Sus muros eran de adobe, con pisos de baldosas y madera; techo de madera y fierro galvanizado con una gran chimenea en su entrada.

A continuación se encontraban el chalet del Inspector General de Oficinas Salitreras y las viviendas y Administrador y de los Empleados Superiores.

Esta próspera industria fue golpeada por la invención del salitre sintético y por las crisis económicas y guerras de la primera mitad del siglo XX, cerrando su producción en 1940. Sin embargo sus propietarios la mantuvieron en espera de la reactivación de la industria; desechando esa posibilidad en 1945.

En 1968 la Anglo Lautaro Nitrate Company vendió Chacabuco a la Sociedad Química y Minera de Chile (SOQUIMICH), manteniéndola hasta 1972.

Chacabuco, campo de detención

En 1971 la Ex Oficina Salitrera Chacabuco fue declarada Monumento Nacional. Hasta 1973 se realizaron trabajos de restauración, conservación, ordenamiento y limpieza del lugar, para transformarlo en un museo de sitio, centro de estudios y registros.

Tras el golpe militar las Fuerzas Armadas la utilizaron como lugar de detención y campo de prisioneros políticos hasta 1974. Cerca de 1.800 hombres de diversas zonas del país,  entre ellos el cantante Ángel Parra y el periodista Eduardo “Gato”, dieron  vida a este lugar, organizando un Consejo de Ancianos, Escuela, Biblioteca, Iglesias, Teatro de Cámara y Policlínico.

Hacia fines de los ochenta Chacabuco estaba visiblemente deteriorado. En 1992 el Teatro es restaurado gracias al aporte del Gobierno Alemán y algunas instituciones chilenas.

Desde 1990 el  Ministerio de Bienes Nacionales ejerce la tuición y dominio de la ex oficina. Luego fue entregada en concesión por treinta años a la Corporación Museo del Salitre de Chacabuco, para su restauración y promoción turística.

 

Ir a Chacabuco es empaparse con la historia del norte grande, esa que un día le dio vida a la pampa y hoy se transforma en un museo vivo de una de las industrias más grandes que se desarrolló en la región durante el siglo XX.